8 Pueblos bonitos de Alicante para tu próxima escapada

pueblos-encanto-alicante

En este artículo te presento algunos de los pueblos con más encanto de la provincia de Alicante: aquellos que han conservado intacta —o casi— la esencia Mediterránea de la Costa Blanca.

Te aviso: es bastante posible que no hayas oído hablar de algunas de estas poblaciones alicantinas. Confío en persuadirte a huir de los tópicos y animarte a que descubras estos diamantes en bruto con infinidad de atractivos naturales y culturales. Son solo algunos de los numerosos pueblos dignos de visitar que atesora Alicante; te servirán como introducción para descubrir muchos más.

¿Te apetece conocerlos? Entonces, quédate hasta el final… ¡Empezamos!

En este Artículo:

Benissa, "el poble dels senyorets"

benissa-catedral-marina-alta-alicante
Iglesia de la "Puríssima Xiqueta", Benissa

Lo confieso: Benissa es uno de mis pueblos favoritos de todo Alicante. Su precioso centro histórico, colmado de palacetes y casas señoriales, conserva intacta la esencia mediterránea de la comarca de la Marina Alta. El término municipal de Benissa es muy montañoso —ya lo resaltaba Cavanilles en sus observaciones del siglo XVIII— y encuentra en la espectacular Serra de Bèrnia su punto culminante. Pero Benissa también alberga algunas de las calas más bonitas de Alicante, las cuales podemos conectar a través de un sendero litoral con paneles interpretativos que demuestran que el paisaje benissero es mucho más que unas vistas bonitas. La gastronomía típica y los vinos blancos de uva moscatel no pueden faltar en una escapada a este encantador pueblo.

Descubre aquí qué ver y hacer en Benissa.

Polop de la Marina, a los pies del León Dormido

polop-de-la-marina-alicante
Polop de la Marina (Alicante), qué ver y hacer

Polop de la Marina es otro de esos pueblos de Alicante que ha conservado, para disfrute del visitante, la autenticidad y el encanto que un día enamoró al escritor Gabriel Miró, quien eligió esta localidad como lugar de reposo y sanación para su hija Clemencia. Desde entonces, la historia de Polop quedó ligada para siempre a la obra del célebre autor alicantino, que la retrató e inmortalizó en su prosa. 

Polop es la viva imagen de la belleza idílica de la Costa Blanca: aquella que encandiló a turistas y visitantes desde principios del siglo XX y que, paradójicamente, quedó enterrada en buena parte por las promesas de prosperidad que surgieron a mediados de la centuria y que acabaron por sepultar bajo el cemento buena parte de sus hermosos paisajes. Esa belleza original todavía es posible encontrarla paseando por las empinadas calles de Polop y practicando senderismo en las montañas que lo envuelven.

Descubre aquí qué ver y hacer en Polop

Finestrat, entre mar y montaña

finestrat-pueblo-alicante-puig-campana
Finestrat y Puig Campana © Fernando Prieto

Finestrat es uno de esos pintorescos pueblos de Alicante que permite al visitante viajar al pasado y asomarse a la peculiar y auténtica belleza de la Costa Blanca. Una belleza en peligro de muerte: el de acabar sepultada bajo el hormigón de las urbanizaciones, que avanzan imparables desde la costa, a tan solo seis kilómetros del casco antiguo.

Finestrat se asienta a los pies de la montaña más emblemática de la provincia: el majestuoso Puig Campana, de 1.408 metros de altura. Sus casas se asoman al vacío desde lo alto de la peña de yesos que antaño estuvo coronada por un castillo y que hoy en día todavía permite otear un bello horizonte con el Mediterráneo como telón de fondo. 

Qué ver y hacer en Finestrat

Alcoi, patrimonio rodeado de naturaleza

alcoy-alcoi-ciudad-puentes-alicante-interior

Cambiamos de aires para adentrarnos en el interior de la provincia. Un viaje que podemos —y deberíamos— hacer en poco más de una hora por la autovía A-7. Alcoy es una ciudad con marcado carácter y gran personalidad que corre el riesgo de pasar desapercibida, eclipsada por el brillo de las cercanas playas. Sería un grave error, porque Alcoy —en valenciano y oficialmente, Alcoi— es un destino que nos permite disfrutar de un sobresaliente patrimonio cultural e industrial, levantado con esfuerzo y tesón en un escarpado enclave rodeado de montañas y parques naturales, donde todavía vuelan los buitres y se escucha el berreo del ciervo en otoño. Sí, Alicante Interior existe, es verde y montañoso y no deberías perdértelo.

Descubre qué ver y hacer en Alcoy / Alcoi

Novelda, en la Ruta Europea del Modernismo

santuario-maria-magdalena-novelda
Santuario de Santa María Magdalena (Novelda)

En el valle del Vinalopó, crucial vía de comunicaciones con el interior peninsular, Novelda es, junto con Alcoi, una de las dos poblaciones alicantinas que forman parte de la Ruta Europea del Modernismo. A pesar de ello, Novelda suele pasar desapercibida para los visitantes, y eso puede ser una gran ventaja para ti: la encontrarás tranquila, lejos —solo metafóricamente— del bullicio de la costa. El patrimonio cultural de Novelda es digno de conocer y te apuesto un Xanxullo a que te sorprenderá. Si todavía no te he convencido, sigue leyendo y…

Descubre qué ver y hacer en Novelda

Orihuela, cuna de Miguel Hernández

orihuela-que-ver-hacer-visita
Orihuela - Río Segura y escudo de la ciudad

Orihuela es una ciudad monumental a orillas del río Segura, en la comarca de la Vega Baja de Alicante. Cuna del conocido poeta Miguel Hernández, la visita a su casa-museo es uno de los muchos atractivos que podemos disfrutar en Orihuela

Entre el rico y variado patrimonio cultural de la población cabe destacar la Catedral de Orihuela, el Convento de Santo Domingo o el castillo del Monte San Miguel (recientemente restaurado). Más sorprendente resulta, si cabe, el Palmeral de Orihuela, considerado como la segunda mayor extensión de palmeras de Europa, solo superado por el de Elche.

Otra visita que no te puedes perder en Orihuela son los Murales de San Isidro, una representación artística y reivindicativa al aire libre con más de 40 años de historia que supera la cifra 200 obras callejeras.

En cuanto a las propuestas de naturaleza y turismo activo, la Sierra de Orihuela alberga infinidad de vías de escalada y rutas de senderismo. En poblaciones vecinas como Callosa y Redován encontrarás también vías ferratas. ¿Te he contado ya que Orihuela también tiene playas y calas en su término municipal?

Descubre qué ver y hacer en Orihuela

Guadalest, esmeralda entre montañas

castell-guadalest-pueblos-bonitos-alicante
El Castell de Guadalest y su embalse

Casi todo el mundo ha oído hablar de El Castell de Guadalest —Guadalest para los amigos—, ese pueblo de cuento que domina el valle desde lo alto de una peña y que presume de ser uno de los más bonitos de España. 

Y sí, es cierto, Guadalest es precioso y no deberías dejar de conocerlo. Pero no es menos cierto que este pueblo entre montañas —las más altas de Alicante, por cierto— también es un fenómeno turístico que cada año atrae a miles de visitantes desde las cercanas y populares Benidorm, Altea o Calpe.

Mi consejo no solicitado: contrata un free tour en Guadalest, empápate de su historia y atrévete a mirar más allá de los tópicos. Y visita las otras poblaciones del valle, menos conocidas y más auténticas: Benimantell, Benifato, Beniardà, Confrides y la minúscula L’Abdet.

Los castillos del Valle de Guadalest son casi tan espectaculares como sus productos locales: aceite de oliva virgen extra, vinos, embutidos, almendras… ¿He mencionado ya la gastronomía típica de montaña?

Descubre qué ver y hacer en Guadalest

Altea, la cúpula del Mediterráneo

Iglesia de Ntra. Sra. del Consuelo de Altea
Iglesia de Ntra. Sra. del Consuelo de Altea

Altea no necesita presentación. Su encantador casco antiguo de callejones empinados y casitas blancas cautiva a cualquiera que se atreva a recorrerlo. Se suele decir que Altea tiene embrujo, una magia especial y, a pesar de ser una de las poblaciones más turísticas de Alicante, no podríamos estar más de acuerdo.

A orillas del Mediterráneo y rodeada de montañas, Altea hace gala de una excelente oferta de restauración y alojamientos. Y aunque un buen número de restaurantes internacionales jalonan los alrededores de la Plaza de la Iglesia, el origen marinero de la población se deja notar en sus arroces, pescados y mariscos. Lo mismo sucede con los productos de la fértil huerta alteana, regada con las aguas del río Algar desde tiempos inmemoriales.

Descubre qué ver y hacer en Altea

No te pierdas...

Buenas Prácticas
Respeta a otras personas y propiedades privadas.
Respeta flora, fauna y entorno. Disfruta en Silencio.
Sigue siempre los senderos. Atajar daña el entorno.
Respeta el Patrimonio Cultural (ruinas, márgenes de piedra, etc).
No dejes rastro de tu paso, tampoco restos orgánicos.
Infórmate, Planifica y Equípate bien para disfrutar al máximo.
¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba