Excursión a La Serra Gelada (Sierra Helada)

Relato extraído de la web Duendecillos del Bosque; La Serra Gelada en Google Maps

25 de Septiembre de 2002
Así fue, by Deivid:

“La Excursión de la Muerte” 😀

Weno, nu sé cómo empezar esta charada que vosotros llamáis “Redacción de una Excursión”, ya que para mí es un capítulo de mi vida que quisiera haber olvidado. Espero que ahora estés contento Fer :Þ

Todo empezó con la salida desde mi casa, ande me recogió cierto dominante que no quiero mentar. De ahí salimos (joerr el alcohol m’ha quemao las células de la memoria, ya que Lucas y Jorge como que no sé cuándo se unieron al coche)… Algo es seguro, creo, de ahí pasamos a recoger a Salva. Con este último se completaba el quinteto calavera, puesto que el Ivanix se rajó a última hora y su primo ídem de lo mismo.

Para ir más rápidos hasta Alfas del Pi ese de los huevos, cogimos la autopista de peaje (la cual nadie m’ha pagao, cojones) y en un plis allí nos colocamos. Al llegar a Alfas del Pi, como que encontramos a los lados de la carretera multitud de sitios a los cuales nos quedamos con las ganas de entrar ;D pero q dejamos atrás por falta de tiempo.

Así, siguiendo lo Jorge llamaba un mapa de rutas (ya que sólo yo era el que se daba cuenta de que era una cartulina rayada con tiza por el hermano de Jorge pa que se perdiera, pero claro alguien me hizo caso?) llegamos a lo sería nuestro lugar de salida, un parking lleno de aweletes extranjeros en busca de vida sana.

Para empezar dichas rutas (hábilmente marcadas por el susodicho hermano) nos empezamos a meter en la espesura de los arbuluxos por caminos ya marcados pa que los aweletes no se cansaran. Menos mal q Dios me escuchó y nadie se salió de la ruta :_)

Mientras que mi persona estaba a punto de reventar y sacar el pulmón por la boca, se tenía que joer y callar como un… y escuchar comentarios como: “Pos vaya mierda de camino, los hemos hecho peores… Y a esto llaman ruta? Sólo faltan los aweletes…”, lo cual me quemaba mucho, puesto que mi vida es de lo más sedentaria y eso de ir por ahí como cabras como que me iba un poco grande. Menos mal que estaba Jorge para meternos con él, sin eso no habría aguantado el camino 😀

Durante el trayecto se hicieron las típicas paradas, ya sabéis, para que me asomara por el acantilado y estos intentaran tirarme, para pegar un bocado… Pasamos por al lado de unas antenas de Retevisión, ande pa pasar tenías que engancharte a una alambrada medio suelta pa no despeñarte a 300 m. Después tocó más camino hasta llegar a un despeñaperros que pretendían que bajara… Yo a grito pelao pedía clemencia, hasta que unos aweletes guiris pasaron por al lado, lo cual me dejó la moral por los suelos ya que me obligaba a bajar, maldito turismo extranjero 🙁 La vuelta al lugar de partida fue algo más rápida, puesto que había que comer, y no caminábamos, levitábamos por entre las piedras.

Una vez acabada la comida, Salva y yo nos fuimos al pueblo pa tomar un cafecito jejeje, qué gracia, él a duras penas le pidió al camarero un cortado con todos los conocimientos de inglés que tenía, y lo mío lo pilló a la primera: un Sprite con Licor 43 ;D

Ya con nuevas fuerzas nos dirigimos al encuentro del resto del grupo. En nuestra ausencia se habían marcado una orgía encima de la mesa del merendero, lo cual nos jodió muxo no haber visto. Seguimos el camino que había construido para llegar al faro, al cual no llegamos a tiempo, estaba ya cerrado. Como ruta alternativa decidimos desviarnos hacia las minas de ocre que había debajo y unas ruinas que había cerca. A todo esto ya se había hecho de noche y empezaba a llover, lo cual no nos permitió acercarnos al agua para pegarnos un bañico, ya q había muchas olas y nadie, repito nadie, llevaba zapatillas de agua para meterse por entre esas rocas, ¿entendéis eso, Lucas y Jorge????

Ya de vuelta pal coche, esta gentuza decidió darse una carrerilla pa no mojarse y llegar antes, lo cual cuasi que me provoca 3 infartos, uno encima del otro, y me hace caer en redondo. Una vez en el coche todos, decidimos por consenso ir a la playa de Altea. Weno, todos no, Jorge el mu mentiroso engañó a mamá diciéndole que no tardaría mucho en llegarrr :ÞÞÞÞ

Al llegar a la playa nos dimos cuenta de que: OOOHH, mierda, es de piedras, nos vamos a joer vivos! Pero na, ni cortos ni perezosos, Fer, Jorge y yo, arrastramos el culo al agua (cualquiera iba de pie por ahí) y una vez metidos dentro empezó la tradicional “Despullada del Capullet”, ande los 3 nos quitamos el bañador y cantamos en voz alta el himno del Osasuna… que noooo, que es broma! Weno lo del himno, lo de ir en bolas es tan cierto como que habéis llegado hasta aquí para leerlo ;D

Una vez saciada nuestra sed exhibicionista nos dirigimos a la iglesia de Altea, la cual nos atrajo por su iluminación. Después por allí encontramos un móvil etarra, el cual ni corto ni perezoso empecé a manipular. Después de haber dao una vueltecica por el pueblo ese, solo resta contar que el camino lo hicimos de welta to tranquilos, eso sí, pasando por la autopista de peaje (que ningún mamón m’ha pagao todavía) y de ahí hasta casica.

Tos felices menos yo, que acabé con agujetas hasta en el carné de socio del atleti, maldiciendo al día siguiente a estos cada vez que daba un paso, la Mafia no perdona, me las pagareissss.

The End

Nota: Ahora ya podéis decir que es una mierda de relato, que es más largo que un día entero sin internete, que éste no tenía tacos como el de Iván (pa q ponerlos, si el dictador los censurará, es tontería). Y el q quiera ver algo mas corto que se espere a la película, joerrr!! 😀

¿Te gustó? Gracias por compartirlo!

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on email
Email
Share on twitter
Twitter

- Valoración del artículo -

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valorar todavía)

Más rutas en la provincia de Alicante

Suscríbete a LinkAlicante y consigue gratis la guía con 20 Rutas Imprescindibles

Respetamos tu privacidad: no compartimos tus datos con terceros, ni enviamos SPAM. Para más información sobre nuestra política de privacidad, haz click aquí. Usamos MailChimp como herramienta para el envío de emails. Al suscribirte, aceptas que MailChimp gestione tus datos para el envío de emails. En todo momento tus datos se mantienen seguros y confidenciales. Puedes leer la política de privacidad de MailChimp aquí.

Las mejores propuestas, directamente en tu bandeja de entrada

Una vez te hayas suscrito al newsletter de LinkAlicante recibirás periódicamente:

Contenidos exclusivos que NO publico en el blog
Nuevos artículos publicados en el blog
 Rutas recomendadas según la época del año
 Actividades y otros contenidos de interés

Respeto tu privacidad: no comparto tus datos, ni envío spam. Puedes darte de baja cuando quieras, haciendo click en el enlace al pie de cada email que recibas.

gracias-linkalicante

1 comentario en “Excursión a La Serra Gelada (Sierra Helada)”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.