8 Restaurantes de la provincia de Alicante para amantes de la Naturaleza

Seguro que te has preguntado más de una vez dónde comer cuando sales de ruta por la provincia de Alicante. Esta es nuestra selección de los mejores restaurantes (¡nuestros favoritos!) para senderistas.

nou-cavall-verd-arros-de-llisa-acabat-foto-adolf-boluda
Arròs de Llisa, Nou Cavall Verd. Foto: Adolf Boluda

Aunque nosotros somos muy de bocadillo o de hacer un pícnic improvisado al aire libre, también nos gusta buscar restaurantes cercanos a nuestras rutas para hacer el plan completo: ¡naturaleza y gastronomía siempre son un buen tándem!

Por eso hemos hecho una pequeña pero imprescindible guía de lugares donde comer en la provincia de Alicante que, aunque son muy diferentes entre sí, tienen varias cosas en común: están cerca nuestras rutas de senderismo, todos ellos hacen las cosas con mimo, emplean productos locales y tienen un gran compromiso con el entorno.

Guárdala a buen recaudo, que te resultará muy útil… ¡y compártela, que tus amigos y familia te lo agradecerán!

Restaurantes para Senderistas

Restaurantes para senderistas en la provincia de Alicante

Ca L’Àngels

Polop de la Marina

Tanto si haces la ruta circular desde Finestrat para coronar el Puig Campana como si decides adentrarte en la cara oculta de la segunda cima más alta de la provincia de Alicante, este restaurante es una buena opción. ¡También si te atreves con la ruta del Monte Ponotx desde Polop!

Ca L’Àngels es acogedor, familiar y cálido, por lo que es especialmente recomendable en otoño o invierno. También por su estilo de cocina casera que Vicenta Teuler guisa con amor. Su hermano Paco, en la sala, te recitará la carta de memoria, que va cambiando cada día, y te recomendará vinos singulares. ¡Estás en buenas manos! ¿Qué pedir en Ca L’Àngels? El espencat, el mintxo frito, las pelotas en caldo y, por supuesto, alguno de sus platos de cuchara como olletas o arroces.

Arroz estilo borreta en Ca l'Àngels, por Marina Vega
Arroz estilo borreta en Ca l’Àngels. Foto: Marina Vega

Si vas a hacer la ruta del Barranc de l’Infern PR-CV 147, llamada la “Catedral del senderismo”, tenemos dos recomendaciones para ti:

La Venta del Collao

Benimaurell, La Vall de Laguar

¡Dicen que a los mejores lugares cuesta llegar! Y este restaurante de comida casera con vistas inigualables es uno de ellos. Ve con tiempo y échale paciencia en la subida, porque merece la pena: tienen menú del día con platos imprescindibles como la fideuá melosa de pato con setas o el estofado de jabalí. Atención, vegetarianos: algunos de sus platos, como revueltos o cocas, los adaptan para que sean aptos.

El Nou Cavall Verd

La Vall de Laguar

Esta “casa de menjars al regne de la muntanya” tiene personalidad propia. Como ellos mismos dicen, cocinan salud y compromiso por la tierra… desde un impresionante balcón con vistas al Vall de Laguar. Sus valores, muy alineados con los nuestros, los plasman en su cocina tradicional valenciana pero con una vuelta de tuerca. A los fogones, el inquieto cocinero Evarist Miralles, que lleva ya varios años dando de qué hablar. Aparte de su ubicación privilegiada, nos gusta la relación calidad-precio-placer de su menú, que es imbatible: por poco más de 30 euros por persona, puedes elegir 3 entrantes, un principal y un postre. 

Berenjena con salmonete - Nou Cavall Verd
Berenjena con salmonete en Nou Cavall Verd. Foto: Marina Vega

¡Continuamos con nuestro recorrido por la provincia de Alicante! En la zona de La Vall de Guadalest es complicado elegir, porque hay varios restaurantes muy acogedores, pero de momento te recomendamos uno: Venta La Montaña, en Benimantell. ¡Anótalo si vas a hacer alguna de las rutas en la sierra de Aitana o la Ruta Circular del embalse de Guadalest!

Venta La Montaña

Benimantell

Lo que en su día fue una venta de postas de principios del siglo XX es hoy, y desde los años 80, un interesante restaurante de carretera y cocina casera. Su comedor se asemeja al de cualquier casa de pueblo de la zona, con decoración rústica y mucha personalidad. ¿Qué pedir en Venta La Montaña? La olleta de blat (un guiso elaborado con el grano de trigo entero, alubias, manita de cerdo, costilla, jamón, nabo, zanahoria, penca de cardo y acelgas) o sus arroces (al horno, con costra, el caldoso con conejo, pollo y alcachofas…). ¡Y deja hueco para el postre!

Más hacia el interior, en la comarca del Comtat, también son muchas las opciones si vas a realizar cualquier ruta como las de la Font Roja o las de Serra de Mariola. Nosotros nos quedamos con una, ¡pero seguiremos explorando la zona para darte más pistas próximamente!

Natxo Sellés

Cocentaina

El cocinero Natxo Sellés, en su restaurante homónimo, plasma una creatividad sin ataduras en cada plato: croquetas de ciervo, figatell de rodaballo y gamba con salsa de piquillo o su icónico steak tartar con arroz inflado, mayonesa de Jerez y trufa. Los más clásicos (o los que quieran conocer mejor la cocina de la zona) también tienen bocados como la pericana de capellá o sus arroces: de coliflor y bacalao, de sepionets y ajetes o de pato, trufa y foie. Un consejo: ¡deja hueco para el postre, son una delicia! ¿Qué tal te suena el Donut de almendra, chocolate y helado de mandarina o la Crema de jazmín, manzana y helado de eucalipto? ¡Tampoco puedes perderte su versión del “Pan, aceite y chocolate”, esa merienda tan alicantina de nuestra infancia!

Pan, aceite y chocolate en Natxo Sellés, por Marina Vega
Pan, aceite y chocolate en Natxo Sellés. Foto: Marina Vega

En esta ocasión, nos acercamos al Mediterráneo, que también nos regala rutas con vistas que se te quedarán grabadas en la retina. Si decides hacer la Ruta de la torre vigía Cap d´Or o la Ruta de los Acantilados de Benitatxell, ¡apunta uno de nuestros últimos descubrimientos!

Café Bar Billy’s

Moraira

El proyecto de Adrián Ruiz, hijo del archiconocido Miquel Ruiz (de El Baret de Miquel de Denia), está empezando a despuntar. Su ubicación es algo atípica, en plena carretera de Moraira, y tampoco ayuda la sencillez de un local quizá algo desangelado, pero gastronómicamente es un imprescindible. No te pierdas sus bravas volcánicas, el sashimi de caballa o el figatell de sepia. 

Bravas Volcánicas en Café Bar Billy's, por Marina Vega
Bravas Volcánicas en Café Bar Billy’s. Foto: Marina Vega

Otra de nuestras rutas favoritas es la de los 8 pueblos del paraíso natural que es la Vall de la Gallinera. ¿Todavía no conoces este precioso valle del interior de Alicante? Esta primavera es un buen momento para descubrirlo, en plena floración del cerezo.

Miró Cuina

Benirrama, La Vall de Gallinera

La zona de la Vall de la Gallinera es un edén para los amantes del senderismo pero un desierto gastronómico en el que hay pocos restaurantes reseñables. Lo remoto de los pueblos de este valle y las comunicaciones por carreteras de curvas no ayudan. Uno de ellos, y nuestro favorito, es Miró Cuina, el proyecto de Enric Miró y María Navarro, con un amabilísimo Daniel Harkin en la sala. Allí ofrecen un único menú (42€) en el que plasman su peculiar cocina, que se fundamenta en productos del mar que compran en la lonja de Gandía. ¡También venden los pescados que ahúman artesanalmente y el pan que elaboran ellos mismos! Entre sus platos encontrarás, por ejemplo, un brioche de moixa ahumada, el pastisset de hierbas y gamba blanca o un sabroso bonito con berenjena y azafrán. Miró Cuina es una joya gastronómica para paladares que buscan siempre algo diferente.

Pastissets de hierbas y gamba blanca en Miró Cuina, por Marina Vega
Pastissets de hierbas y gamba blanca en Miró Cuina. Foto: Marina Vega

Continuamos con nuestras rutas: la de las Cavas de Mariola desde el precioso pueblo de Agres, por ejemplo. ¿Dónde comer en la comarca del Comtat? Nosotros lo tenemos claro.

Casa El Tío David

Alfafara

Sorprende encontrar un restaurante así en un pueblo como este. Coherencia, calidad (y calidez) humana y producto de cercanía son las señas de identidad de este templo para los amantes de la gastronomía local tras el que está Paqui Pascual en los fogones y su marido y su hijo, ambos David Navarro, en la sala. Solo trabajan con varios menús degustación (entre 40 y 50 euros por persona) en los que encontrarás platos muy singulares, como su versión del pulpo seco (con crema de huevos fritos, caviar de lentejas y encurtidos valencianos), sus salazones, arroces de ave (pichón, pintada y pularda) o un reconfortante caldo de almendra y azafrán con pelotas trufadas. Para los amantes de la carne, Paqui elabora también una paletilla de cordero al horno al estilo Al Ándalus o un magret de pichón con salsa de endrinas y alcaparras. De postre, sin duda, su almoixàvena con helado de arrop y tallaetes. Te prometemos que cuando vayas pensarás que has tardado demasiado en descubrirlo…

Almoixàvena en Casa el Tío David, por Marina Vega
Almoixàvena en Casa el Tío David. Foto: Marina Vega

Continuará…

Y hasta aquí llega, de momento, nuestro recorrido gastronómico por la provincia de Alicante. ¡Pero esto no termina aquí! En siguientes capítulos, te diremos dónde comer en Relleu, Sella, la zona de la Vall de Seta o la Vall de Pop. Continuará…

Periodista de viajes y gastronomía

Vivo (y como) para contar historias en Condé Nast Traveler, Guía Repsol, Guía Hedonista o Gastroactitud. Lo mío no es trabajar, sino «traviajar». Mis otros verbos favoritos son celebrar o compartir y los practico en barras, alrededor de una mesa o en medio de la naturaleza. Sea cual sea el escenario, nunca falta un buen pan, aceite y queso artesano. Confieso que no uso reloj, porque la vida sin prisas sabe mejor. 

No te pierdas...
Buenas Prácticas
Respeta a otras personas y propiedades privadas.
Respeta flora, fauna y entorno. Disfruta en Silencio.
Sigue siempre los senderos. Atajar daña el entorno.
Respeta el Patrimonio Cultural (ruinas, márgenes de piedra, etc).
No dejes rastro de tu paso, tampoco restos orgánicos.
Infórmate, Planifica y Equípate bien para disfrutar al máximo.
¡Gracias!
Scroll al inicio