Pozos de Nieve de la Montaña de Alicante

Ruta Montcabrer desde Agres con Nieve

Durante los siglos XVI a XIX, el comercio del hielo en la provincia de Alicante se convirtió en una importante industria. El hielo se usaba con fines curativos, para conservar alimentos o para refrescarse durante el verano. El hielo se convirtió también en signo de estatus, de poder económico.

Pero… ¿Cómo se obtenía el hielo con un clima tan cálido como el de Alicante?

Bien, ya hemos comentado muchas veces que, más allá de la típica visión de sol y playa de Alicante, nuestra provincia es muy montañosa, con muchas cumbres que superan los mil metros de altura y que casi todos los inviernos reciben una o varias nevadas de cierta consistencia.

Los pozos de nieve que se construyeron en la Edad Moderna en nuestras montañas servían para almacenar esa nieve y convertirla en bloques de hielo, que luego se distribuía por las diferentes ciudades, creando así el comercio del hielo.

En este artículo vamos a conocer algunos de los pozos de nieve más representativos de la Montaña de Alicante. ¡Sigue leyendo para descubrirlos!

Índice de Contenidos

Introducción

Nevera del Benicadell
Nevera del Benicadell

Hoy me gustaría hablar de uno de nuestros elementos patrimoniales más característicos y destacables de nuestras montañas: los neveros o pozos de nieve. El comercio de la nieve fue una importante industria de nuestras montañas entre los siglos XVI y XIX.

No puedo evitar recordar las palabras de Santi de Som Medi en alguna de las rutas que organicé con él para LinkAlicante. Santi venía a decirnos algo así como que, antiguamente, «las montañas eran el polígono industrial de las poblaciones». En efecto, así era. De ellas se aprovechaba todo: el agua, la madera (de la que se obtenía también carbón), la piedra (para fabricar cal, y de ella múltiples derivados), arcilla para fabricar vasijas, y así un largo etcétera.

También en el caso del hielo, durante mucho tiempo, se obtuvo gracias a nuestras montañas y, más concretamente, a los pozos de nieve.

Inciso:

De hecho, muchas de las sendas que hoy en día disfrutamos en nuestras montañas fueron creadas en su día con alguna finalidad relacionada con la explotación agroforestal. Eran formas de acceder a los cultivos, hornos de cal, carboneras o, simplemente, vías de comunicación entre pueblos. Estas sendas tradicionales, algunas de herradura, eran recorridas en muchos casos con ayuda de mulas que transportaban pesadas cargas (como el hielo). Estas sendas forman parte de nuestro patrimonio y estamos obligadas a protegerlas y conservarlas.

Para obtener hielo a partir de la nieve caída en nuestras montañas se excavaron enormes pozos de nieve, normalmente por encima de los mil metros de altura y en la vertiente norte de las montañas (allí era más fácil que nevara y la menor insolación hacía que la nieve se conservase mejor).

Los neveros estaban provistos de techados en forma de bóveda, muchas veces cubiertos de tejas. También de pequeñas «ventanas», por las que se introducía la nieve en su interior y que una vez repleto el pozo se sellaban herméticamente para mantener el hielo hasta su extracción.

En su interior, la nieve era prensada por una cuadrilla de hombres, formando infinidad de capas separadas por paja. De esta forma resultaba mucho más fácil su extracción llegado el momento.

Existe mucha literatura en relación a los pozos de nieve, un elemento cultural que compartimos en otras zonas del arco mediterráneo, como Murcia o Mallorca.

Por ejemplo, en este artículo, hacen un buen resumen de su historia y diferentes localizaciones. También en este otro artículo del Diario Información.

Es importante también mencionar la existencia de la llamada «Pequeña Edad de Hielo«, una época especialmente fría que se produjo entre los siglos XIV y XIX, coincidiendo precisamente con el auge del comercio de la nieve.

Hablar sobre los pozos de nieve de las montañas de Alicante daría no para uno, sino para muchos artículos, así que voy a tratar de centrarme en algunos de los más característicos o mejor conservados, así como en algunos fácilmente visitables.

Pozos Neveros de la Montaña de Alicante

La Nevera de Baix (La Vall d’Alcalà)

nevera-baix-vall-alcala
Nevera de Baix, la Vall d’Alcalà

En la Vall d’Alcalà, uno de los valles de interior de la Marina Alta, encontramos este pozo de nieve a una altura «anormalmente» baja: solo 635 metros de altura, muy próximo a la población y al lado mismo de la carretera. Data del siglo XVIII y su capacidad se estima en unos 700 m³.

Desde la oficina de turismo de «Pego i Les Valls» me dicen que se puede visitar su interior por libre.

Más info en la web oficial >>

Mi artículo sobre la Vall d’Alcalà >>

El Pou de la Neu (Onil)

Justo en el límite del casco urbano de Onil, este pozo de nieve ha sido rehabilitado para hacerlo visitable. Tuvimos la suerte de conocerlo de la mano de Santi, en una interesantísima visita guiada que puedes reservar por tu cuenta.

Más info en la web del Ayuntamiento de Onil >>

La Cava de Sant Blai (Bocairent)

La Serra de Mariola es uno de nuestros parques naturales más emblemáticos y el entorno donde encontramos algunos de los neveros más destacables de nuestra geografía.

Curiosamente, en pleno casco urbano de Bocairent (provincia de Valencia) encontramos la Cava de Sant Blai, excelente bien conservada y que a día de hoy es una de las más impresionantes de cuantas podemos visitar. Una singularidad de este pozo es que ésta excavado en buena parte en la propia roca caliza (al igual que muchas de las casas de la población o las famosas Covetes dels Moros).

En mi artículo sobre Bocairent te doy más detalles y te recomiendo contratar la visita guiada con Rubén Molina (yo visité el casco antiguo y les Covetes de Colomer y la Cava de Sant Blai con él). Sus explicaciones añaden mucho valor a la visita.

cava-don-miquel-serra-mariola-pozo-nieve
Cava de Don Miquel, en Enero de 2020

La Cava de Don Miquel (Bocairent)

También en término de Bocairent (aunque más cerca de Alfafara o Agres), y esta vez en plena Serra de Mariola, a unos 1.060 msnm, la Cava de Don Miquel es una de las más monumentales de cuantas podemos visitar en nuestras montañas.

El motivo de sus grandes dimensiones lo encontramos en el hecho de que el terreno rocoso donde se construyó hizo que fuera más fácil levantar sus enormes muros que taladrar la sólida roca.

En LinkAlicante tengo publicadas dos rutas que permiten visitar este impresionante pozo de nieve:

🔹 Desde Agres, una ruta de dificultad fácil de ida y vuelta.

🔹 Desde el Camping Mariola, una circular preciosa visitando también la Cova Bolumini.

La Cava Gran de Agres

Posiblemente, la «joya de la corona» de nuestros pozos de nieve.

Este impresionante nevero, cuya seña de identidad son sus fantásticos arcos, fue restaurado hace unos años, entre 2014 y 2016. Te dejo con un interesante vídeo antes de seguir:

La Cava Gran se sitúa a los pies del Montcabrer, la máxima elevación de Mariola.

Existen muchas formas de llegar hasta ella aunque, ya que estamos hablando de pozos de nieve, seguramente la más interesante sea a través del sendero señalizado SL-CV 168, «Les Caves de Mariola». Un sendero oficial de dificultad media en el que se visitan hasta 7 neveros en apenas 10 kilómetros.

Si quieres ir un poco más allá, A. Blanes nos propone un track en wikiloc en el que visitar 10 pozos de nieve de Mariola en unos 18 kilómetros (no lo he realizado, aunque tiene muy buena pinta).

Nevera del Benicadell (Beniatjar)

Este pozo de nieve se sitúa en la Serra del Benicadell, a unos 1025 metros de altura, en término de Beniatjar (Valencia). Es uno de los pocos que todavía conserva la cubierta.

Se puede visitar realizando numerosas rutas. En mi artículo sobre la subida al Benicadell desde Gaianes pasamos por este pozo de nieve.

Pou del Rentonar

El Pou del Rentonar (La Torre de les Maçanes)

En el último FENTCAMÍ te hablaba de este pozo de nieve, situado entre la Serra dels Plans y la del Rentonar, de la que toma su nombre. Te emplazo a leer mi artículo sobre la ruta que publiqué y que permite visitarlo.

El Clot dels Teixos, en la Serra d’Aitana. Fotografía nocturna en febrero de 2012 en compañía de Raúl Sáez.

El Clot dels Teixos (Benifato)

La Sierra de Aitana, por el hecho de ser la más alta de la provincia de Alicante, seguramente sea también aquella en la que más pozos de nieve encontramos. Nuevamente, se ubican en su cara norte, la que desciende hacia el Valle de Guadalest.

Ninguno de estos pozos de nieve conserva la cubierta, hecho que quizá se deba a sus grandes dimensiones. El Clot dels Teixos se encuentra junto a la pista forestal que sube hacia el Port de Tagarina desde la Font de Partegat. Resulta relativamente fácil llegar hasta él. Puedes seguir mi track en sentido inverso para visitarlo. (Ten en cuenta, eso sí, que la pista de acceso a la Font de Partegat se encuentra en muy mal estado).

El Pou de Famorca

La Serra de la Serrella, por ser una de las más altas de nuestra geografía, alberga también una buena colección de pozos de nieve. Uno de los más conocidos es el Pou de Famorca, que se sitúa a los pies de la Mallà o Mallada del Llop, donde se cuenta que fue abatido el último lobo alicantino.

Santiago González nos cuenta cómo llegar a la cumbre de la Mallà del Llop desde Famorca, pasado por este pozo de nieve (es una ruta exigente, especialmente si subimos hasta la cumbre).

Ruta subida Pla de la Casa desde Benasau con nieve, Serrella
Pozo de nieve del Pla de la Casa, en Enero de 2021

Clot del Pla de la Casa (Fageca)

Acabamos con otro de los pozos de nieve más emblemáticos de nuestras montañas, a pesar de haber perdido la cubierta hace mucho. También en la Sierra de la Serrella, se sitúa a los pies del Pla de la Casa, la cumbre más alta de esta espectacular sierra. Llegar hasta él requiere superar una ruta exigente físicamente y de cierta dificultad técnica, por lo que solo lo recomiendo para personas que se vean preparadas. Se puede llegar a él desde muchos puntos, como sucede con la propia cumbre del Pla de la Casa.

Aquí te dejo la ruta que hice en Enero de 2021 para visitarlo, aprovechando la nevada que nos dejó Filomena.

Buenas Prácticas
Respeta a otras personas y propiedades privadas.
Respeta flora, fauna y entorno. Disfruta en Silencio.
Sigue siempre los senderos. Atajar daña el entorno.
Respeta el Patrimonio Cultural (ruinas, márgenes de piedra, etc).
No dejes rastro de tu paso, tampoco restos orgánicos.
Infórmate, Planifica y Equípate bien para disfrutar al máximo.
¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba