Subida a la Mallá del Llop con nieve

Casi todos los que conocen la Serrella, coinciden en algo: se trata de la más alpina de las sierras alicantinas. Eso en condiciones normales. Si además tenemos la suerte de pillarla cargadita de nieve, como me pasó a mí en esta ocasión, la experiencia se vuelve de otro mundo; soñaremos con haber viajado mucho más allá de las fronteras de Alicante…

Este post va a ser larguito y con bastantes fotos. Os invito a verlo tranquilamente. Para ir abriendo boca, un par de panorámicas de la Xortà y la Serrella, en la mañana de la ruta que realicé, vistas desde la carretera de Guadalest…

Xortà nevada Serrella nevada

Personalmente, tenía una cuenta pendiente con la Serrella desde diciembre de 2009. En aquella ocasión tuve que abandonar, con gran pesar, la subida al Plà de la Casa. No iba bien equipado y había un gran espesor de nieve. Al poco de empezar tenía los pies empapados y congelados, obligándome a dar la vuelta. Desde entonces, había estado esperando a que se repitieran unas condiciones similares, y yo estuviera disponible para disfrutarlas.

2 de diciembre de 2013. Por fin ha llegado el tan ansiado día. Subiré por el Barranc de la Canal hasta la Mallà del Llop. Desde el coche, la cosa pinta bien, como ya habéis visto arriba. Nada más abandonar la pista asfaltada, la nieve hace acto de presencia…

Malla del Llop con nieve

Cuando llego al principio del barranco, encuentro nieve a rodales y con poco espesor. Pero la situación tarda poco en cambiar: según asciendo, el manto blanco gana presencia por momentos.

El día es espléndido. Reina el silencio, sólo roto por el murmullo del arroyo que serpentea por el fondo del barranco. Agua de deshielo. Mágico…

Deshielo en la Serrella

Deshielo en la Serrella

Lentamente, voy ganando metros. Mi estado de forma no es todo lo bueno que debería, y la subida se hace más y más dura según aumenta el espesor de la nieve. Antes de llegar a la mitad del barranco, decido ponerme las polainas.

Malla del Llop con nieve

Vuelvo la vista atrás, hacia la Xortà, también cubierta de blanco… sin palabras…

Xortà con nieve

Xorta con nieve

Estoy subiendo a un ritmo bastante lento. En parte por la falta de forma, en parte por la cantidad de nieve (que sigue aumentando según subo) y en parte porque no puedo evitar pararme con cada detalle. Como las curiosas ondulaciones que forma la nieve en algunos puntos…

Ondulaciones nieve

O las ramitas que el viento ha desprendido de su planta-madre y yacen sobre la nieve…

Ramita en la nieve

El sol, algo bajo ya, se acerca a las paredes del barranco. Tengo que apretar un poco el paso.

Malla del Llop con nieve

Los últimos metros de subida por el barranco son un tanto agónicos. La nieve me llega hasta las rodillas en algunos puntos. No dejo de zigzaguear en busca del menor espesor posible, sin demasiado éxito. Hace ya mucho que perdí la senda, y ando a tientas entre piedras y aliagas cubiertas por el manto blanco. Aunque parezca mentira, no me hubieran venido nada mal unas raquetas en este punto.

Finalmente, alcanzo el collado en lo más alto del barranco. He tardado más de 4 horas hasta aquí. Realmente lento, pero, que me quiten lo bailao!!

Malla del Llop con nieve

Aquí arriba sopla viento y hace más frío. Además el tiempo está empezando a cambiar, las nubes ganan consistencia y el sol se ha tapado. Me cambio la chaqueta y comienzo a subir la empinada pendiente hacia la cresta de la Mallà, ahora con mucha mayor facilidad debido a que hay menos nieve.

Poco antes de alcanzar la cresta, gano vistas hacia la Sierra de Alfaro, también cubierta de nieve. A la izquierda, al fondo, se puede ver como emerge la cresta del Benicadell. Al fondo a la derecha, se adivina el Mondúver.

Sierra Alfaro desde Serrella

Ya una vez en el cordal, si vuelvo la vista atrás aparece de nuevo la Xortà. Y ahora que he ganado más altura, también puedo ver la Cresta de Bernia. Estoy alucinado con las vistas de todas las montañas cubiertas de blanco… Me llama la atención también el “corte” de la nieve en la cresta de la Mallà, supongo que por efecto del viento que soplaba en el momento de la nevada…

Malla del Llop con nieve

Malla del Llop con nieve

Estoy ya a un paso del vértice geodésico, el punto más alto de la Mallà del Llop… Qué cantidad de nieve, qué pasada!!!

Malla del Llop con nieve

Malla del Llop con nieve

Cima!!! 1.359 metros y una enorme satisfacción!! Sin duda puedo decir que he saldado mi deuda con la Serrella… Saludo a la cara norte de Aitana, al otro lado del Vall de Guadalest, también a tope de nieve…

Malla del Llop con nieve

Autorretrato en la cumbre de la Mallà del Llop…

Malla del Llop con nieve

De nuevo vistas hacia la Sierra de Aitana, con una impresionante pala de nieve a mis pies…

Malla del Llop con nieve

Y hacia el otro lado, puede verse Fageca, en la Vall de Seta, donde todavía aguanta la nieve…

Fageca con nieve

Después de disfrutar de la cima, continúo por la cresta en dirección al Pico Serrella o Morro dels Regalls, para obtener una buena panorámica hacia el Plà de la Casa.

Plà de la Casa con nieve

La visión del Plà de la Casa cubierto de nieve, es sin duda una de las más hermosas que haya podido ver hasta ahora en las montañas de Alicante. Sin palabras…

Plà de la Casa con nieve

Una panorámica de toda la porción de Serrella que tengo por delante…

Serrella con nieve

Llegado a este punto, me hubiera gustado poder continuar hacia el Plà de la Casa, pero el Sol está a punto de ponerse y decido que, por seguridad, es mejor salir de la parte complicada antes de que se haga de noche. Opto por regresar por el barranco, y tomar la senda que sale del mismo hacia la izquierda, cogiendo la pista forestal del Castellet.

De vuelta hacia el vértice geodésico, la cresta me depara imágenes como esta…

Malla del Llop con nieve

En algunos puntos, la nieve está bastante dura, habiéndose transformado prácticamente en hielo.

Malla del Llop con nieve

Una última panorámica desde la cresta de la Mallà, antes de iniciar el descenso. Al fondo puede verse desde la Serra Gelada y el mar, a la izquierda, hasta el Benicadell, a la derecha. Justo enfrente, Aitana. Y más montañas, como el Maigmó, Penya Migjorn, Montcabrer… buffff!!!

Serrella y Aitana con nieve

Ver ponerse el sol desde la cima hubiera sido increíble, pero como ya digo, opté por salir de la montaña antes de que se hiciera de noche. Aún así, durante la bajada, pude disfrutar de imágenes memorables…

Xorta con nieve Xorta con nieve

En resumen, una de las veces que más he disfrutado en las montañas de Alicante. Espero haberos transmitido una pequeña parte de la emoción que supuso para mí realizar esta ruta… Hasta la próxima!!

 

Valoración del artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 4,67 out of 5)

Suscríbete si te ha gustado

No te pierdas nada! Recibe los nuevos artículos en tu email. No enviamos spam.

8 comentarios en “Subida a la Mallá del Llop con nieve

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Fernando como te envidio. La ruta un lujo. Nosotros la hicimos con viento y nos resulto dura. Las fotos preciosas como siempre. Espectacular la puesta de sol sobre las montañas. En hora buena.

  3. Una pasada Fernando y…. ya veo que disfrutaste y viviste momentos inolvidables en la sierra alicantina. Me alegro que vivieras esos momentos y disfrutaras del sol y la nieve. Las fotos son preciosas… Un abrazo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.