El Cañón del Mascarat, un abismo de roca esculpido por la fuerza del agua

Nos adentramos en el barranco que separa las dos Marinas, en una ruta para todos los públicos.

El Cañón o Barranco del Mascarat
Los puentes del Mascarat, sobre el lecho del Barranc Salat.

El Barranc Salat, más conocido como el “Cañón del Mascarat“, es una profunda hendidura de varias decenas de metros que separa la imponente Serra de Bérnia de su estribación más oriental, el Morro de Toix.

Entre los términos de Altea y Calpe, el Cañón del Mascarat, Barranco Salado o de l’Estret, supuso un quebradero de cabeza para los ingenieros; una barrera infranqueable para las comunicaciones de las Marinas durante generaciones, hasta que a finales del siglo XIX (1885-1889) se levantó un monumental puente que permitió por fin la circulación de coches de caballos.

Hoy vamos a conocer las entrañas del Cañón del Mascarat, un lugar asombroso, mágico, fascinante, origen de leyendas. Un lugar donde podemos ser conscientes de la fuerza del agua y de la Madre Naturaleza, en su incesante tarea de transformación de la superficie terrestre. Lo haremos a través de una excursión sencilla, un sendero recientemente acondicionado, perfecto para realizar con niños.

¿Nos acompañas en esta formidable aventura? Empezamos!

Índice de Contenidos

Los puentes y túneles del Mascarat

Barranco del Mascarat
Por orden: puente antiguo de la N-322, puente moderno y puente del ferrocarril.

Entre las poblaciones alicantinas de Altea y Calpe, la carretera N-332 atraviesa un paisaje abrupto y escarpado, espectacular como pocos. La gran barrera natural de la Serra de Bèrnia, que hunde sus raíces en el mar en el Morro de Toix, se halla fracturada por el Barranc Salat, que aglutina las aguas recogidas por la propia Bèrnia y la Sierra de Oltà, desembocando en el mar en la cercana Playa del Mascarat (siendo el origen de la misma).

Este inhóspito paraje fue escenario de unas obras faraónicas, que se prolongaron durante años, con el objeto de construir la carretera Silla – Alicante, a finales del siglo XIX, uniendo así por fin la Marina Alta con la Baixa. Un recorrido que hasta entonces se hacía por el peligroso “Collado de Calpe“, un camino de herradura de extrema dificultad, vigilado por un castillo del que hoy en día apenas queda una pared.

Esta es una zona que en la actualidad, tristemente, ha sido invadida por el hormigón de las mastodónticas urbanizaciones, las cuales han desvirtuado para siempre el grandísimo atractivo de esta porción de la Costa Blanca.

La construcción de los túneles y puentes del Mascarat, a finales del siglo XIV, se prolongó durante años. Se excavaron dos túneles, los cuales habían de unirse mediante el puente del Mascarat, pieza clave de esta monumental obra, debido a la accidentada orografía de su emplazamiento y a su nada desdeñable altura: 60 metros.

Decía un artículo en una revista de la época:

“Hasta 1884, los viajeros que tenían que atravesar este sitio, transportados por las diligencias de Alicante á Gandia, contemplaban estremecidos el pavoroso abismo, al cual descendía el pesado vehículo por un estrecho camino en ziszas, que parecía más propio para el tránsito de hatos de cabras que para el de carruajes tirados por ocho caballos. Gracias á la pericia de los mayorales, ordinariamente se salvaba el mal paso sin percances que lamentar, subiendo á la parte opuesta del famoso barranco por otro camino de no mejores condiciones que el de descenso. Y lo más sensible del caso era, que al llegar al fondo del desfiladero, el conductor de la diligencia llamaba la atención de los que la ocupaban sobre dos enormes estribos de robusta sillería que indicaban el emplazamiento de un puente colosal, y luego, alzando el brazo, indicaba allá arriba, en medio del plano vertical de las rocas que limitan el barranco, una, al parecer, boca de mina, á la que correspondía otra enteramente igual en el plano frontero. Aquellas eran las pavorosas entradas de dos túneles, que sólo aguardaban que el puente se elevara hasta ellos para suprimir la solución de continuidad, permitiendo á la nueva carretera atravesar sin obstáculo el Collado del Mascarat. Veinte años ha durado la construcción de esta obra, una de las más notables llevadas á cabo por los ingenieros españoles; y desde 1885, el viandante, después de atravesar el túnel, se asoma estremecido por la contemplación del abismo á la baranda del puente, cuya clave se eleva 59 metros sobre el fondo pedregoso del barranco”.

Fuente: “Metidos en Carretera“.

Tras años de obras, con múltiples problemas y continuados retrasos, el tramo del Mascarat fue abierto al tráfico en 1885, con tan mala suerte que la riada de 1886 se lo llevó por delante, y no volvió a estar operativo hasta 1889.

La historia de la construcción de los túneles y puentes es larga de explicar, por lo que no entraré en detalle en esta publicación. Si quieres saber más, te animo a visitar este artículo y también este otro.

Ruta del Cañón del Mascarat

850 metros (solo ida) / Dificultad fácil

Hoy vamos a conocer esta ruta sencilla nos permite adentrarnos en el abismo que separa la Marina Alta de la Baixa. Paredes que se acercan al centenar de metros de altura, separadas en algunos puntos por apenas centímetros, dan lugar a un fascinante cañón que se cuenta entre los más angostos de la geografía alicantina.  La luz se adentra en este abismo, creando un mágico juego de luces y sombras que, a mí personalmente, me recuerda al popular “Antelope Canyon” de norteamérica…

Ruta del Cañón del Mascarat
En la parte más profunda del Cañón del Mascarat

El sendero ha sido acondicionado reciementemente (Noviembre 2020): desbrozado, adecuado el camino con escalones de piedra, etc. Quizás tenía mas encanto antes de esta actuación, cuando el nivel de “aventura” era mayor, por lo cierto es que ahora se ha convertido en una ruta totalmente apta para realizar con niños. Sin duda, los más pequeños (y seguramente los más grandes) se sentirán maravillados al adentrarse en las profundidades del Mascarat.

Ruta Cañón del Mascarat
El puente del ferrocarril, desde el interior del barranco.
Ruta Cañón del Mascarat
Los dos puentes de la N-332, desde el interior del barranco.

Cómo Llegar

Recomendamos aparcar en la cercana urbanización y desde allí, caminar (apenas 500 metros) hasta el pequeño puente que cruza el Barranc Salat, junto al cual comienza el sendero.

Track para GPS

Aunque no está señalizada, la ruta es muy sencilla de seguir (basta con ascender barranco arriba), por lo que no requiere del uso de GPS. En cualquier caso, os dejamos por aquí el track en wikiloc.

Powered by Wikiloc

El Mascarat a vista de pájaro

Para despedir el artículo de hoy sobre el Cañón del Mascarat, me gustaría compartir con vosotros este vídeo con espectaculares imágenes aéreas de este singular paraje de la provincia de Alicante. No te lo pierdas!

Rutas Relacionadas en LinkAlicante
La Presa de Isbert
La Presa de Isbert y el desfiladero del Riu Girona

Una ruta asombrosa y apta para hacer con niños Situada en la comarca de la Marina Alta, la Vall de Laguar es famosa, entre otras cosas, por la ruta de senderismo del Barranc de l’Infern, conocida con el sobrenombre de

Gracias puntuar este artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas 5,00 / 5 (7 votos)

Buenas Prácticas en la Naturaleza
Respeta a otras personas y propiedades privadas.
Respeta animales y plantas. Evita hacer ruido excesivo.
Camina siempre por senderos. Evita atajar campo a través.
Respeta el Patrimonio Cultural (ruinas, márgenes de piedra, etc).
Llévate la basura de vuelta contigo, también los restos orgánicos.
Infórmate y planifica bien la ruta a realizar. Equípate adecuadamente.
¡ Gracias por tu colaboración !
Síguenos para Descubrir mucho más...

Rutas de Otoño en Alicante

Descubre nuestra selección con las mejores rutas de Otoño en la provincia de Alicante.

Más rutas en la provincia de Alicante

Suscríbete a LinkAlicante y consigue gratis la guía con 20 Rutas Imprescindibles

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.