El Castellet de l’Ocaive y el legado de la piedra y el agua

En la ruta de hoy nos desplazamos hasta la Marina Alta para conocer un pequeño fragmento de su historia. El Castellet de l’Ocaive, una de las muchas fortalezas que jalonan nuestra provincia, se yergue en lo alto de una impracticable peña. Las tierras que estaban bajo su dominio en época medieval, son el origen del actual término municipal de Pedreguer. Ya estuvimos por aquí hace unos años, realizando el sendero de pequeño recorrido PR-CV 53. En esta ocasión regresamos para saldar una cuenta que teníamos pendiente: la visita a las ruinas del Castellet de l’Ocaive.

Además del castillo, a lo largo de esta ruta podemos disfrutar del patrimonio cultural de la zona, en forma de antiguos sistemas de aprovechamiento del agua, así como el trabajo de la piedra en seco. En el camino encontraremos minas de agua, pozos, ribazos, caminos de piedra y otros elementos destacables. Un importante legado que se ha conservado hasta nuestros días, y que nos permite hacernos una idea de cómo era la vida por estas tierras hasta no hace demasiado.

Descripción de la ruta

El punto de inicio de la ruta es la Ermita de Sant Blai, situada en la parte más alta del pueblo. Para llegar hasta ella, la mejor opción es tomar la carretera CV-720 en dirección a Llosa de Camacho, y justo antes de salir de Pedreguer, girar a la izquierda por la Avinguda de Maria López.

Ermita de Sant Blai

Comenzamos a caminar junto a la Ermita de Sant Blai. Haremos caso omiso de unas marcas verdes y blancas junto a la propia ermita, y lo que haremos será descender unos metros por el antiguo víacrucis, concretamente hasta la estación VII. En este punto nos desviamos por una senda, que discurre en paralelo a varias canalizaciones de agua, de diferentes antigüedades. Estas canalizaciones, como descubriremos más adelante, proceden de la Cava de l’Ombrereta, y forman parte del sistema de abastecimiento de agua potable de Pedreguer.

Canalización de agua

Siguiendo esta estrecha senda, bastante invadida por la vegetación, pasaremos por la parte de atrás de un gran depósito de agua, que recoge las aguas procedentes de Ombrereta. Estamos ante la parte menos atractiva de la ruta, ya que discurre muy cerca de la población. Además, si apartamos la vista del paisaje más inmediato que nos rodea, veremos no muy lejos cómo las urbanizaciones crecen de forma descontrolada, afeando y destruyendo el paisaje de esta zona de la Marina Alta. Una pena, parece que no aprendemos a proteger nuestro territorio y desarrollar de forma sostenible.

Urbanizaciones cercanas al sendero

En un determinado punto, la senda se aparta de la canalización de agua, para retomarla poco después. Enseguida llegamos a Ombrereta, una antigua mina de agua que forma parte de un sistema hidráulico inaugurado en 1887, y que sigue abasteciendo de agua a Pedreguer. Merece la pena detenerse un momento para echar un vistazo al antiguo acueducto, la mina de agua, y leer la información del panel explicativo. En este punto también encontramos una mesa de picnic.

Desde la pequeña zona recreativa de Ombrereta, la senda se vuelve cuesta arriba y comenzamos el ascenso hacia el Castellet de l’Ocaive, ganando altura por la parte derecha de un barranco. Finalmente alcanzamos un collado, donde se presentan varias opciones. Nosotros optamos por continuar hacia las ruinas del castillo, en una senda que ahora va llaneando hasta los pies del mismo.

Ya en la base del castillo, de nuevo tenemos la opción de subir al mismo, o continuar por el PR-CV 53 en dirección a la Font d’Aixa y Castell d’Aixa. Recuerda que puedes leer mi artículo sobre esta ruta publicado en 2009 aquí: El Sendero de Pedreguer.

Iniciamos la subida final al Castellet de l’Ocaive., en lo más alto de la peña. Aquí encontramos otro panel explicativo que también merece la pena detenerse a leer. Desde lo más alto hay una buena vista de esta zona de la Marina Alta, destacando entre otras la Serra de la Segària.

Breve reseña histórica sobre el Castellet de l’Ocaive

El Castillo de l’Ocaive, formado por una torre de planta rectangular, está ubicado en la parte más alta de una estilizada peña. Cerca de la torre se ubica otra dependencia, que se piensa pudo ser un almacén. En un nivel inferior se encuentra el antiguo aljibe, que en su día abastecía de agua al castillo. A día de hoy todavía mantiene el agua de lluvia, si estas son abundantes. El castillo de l’Ocaive controlaba el valle que se extiende a sus pies. El Valle de la Llosa de Camacho fue en su día una importante vía de comunicación con la capital de la zona, Daniya (Dénia). Las tierras que dominaba el Castillo de l’Ocaive en época medieval son el origen del actual término municipal de Pedreguer. (Información extraída del panel informativo situado en el castillo).

El Castellet de l’Ocaive

 

El Castellet de l’Ocaive

Regresamos hasta la bifurcación para comenzar el ascenso que nos llevará hasta el Camí dels Pouets (camino de los pozos). Tras una subida no muy larga pero intensa, la senda vuelve a llanear. Llegamos a una vaguada donde encontramos uno de los pozos que da nombre a esta senda. Al fondo del mismo se observa agua, y una cuerda y antigua polea nos permiten sacar un poco.

 

Polea del pozo

La senda pasa junto a una antigua casa con sus corrales en la parte de atrás, y tras subir un poco más, alcanza el cordal de la sierra. Aquí de nuevo se presentan varias opciones, nosotros tomamos la que nos conduce de vuelta a Pedreguer por el Camí dels Pouets. A partir de este punto, y por desgracia, encontramos huellas de vandalismo en la señalización vertical del sendero.

Antigua construcción junto al pozo de agua

Más abajo encontramos otro panel que nos cuenta la historia del Camí dels Pouets, que paso a resumir a continuación.

Els Pouets

Els Pouets es una partida rural que se localiza en la Muntanya Gran de Pedreguer. El topónimo se refiere a la gran cantidad de aljibes y pozos que hay en esta zona, relacionados con la explotación agropecuaria. Durante el siglo XIX y principios del XX hubo un gran auge del cultivo de uva moscatel, para su posterior transformación en pasa. Había unas 500 casas diseminadas en las partidas de Els Pouets y la Font d’Aixa, en término de Pedreguer. El difícil acceso, la escasa rentabilidad y otros motivos, propiciaron el abandono de estas tierras a partir de la segunda mitad del siglo XX.

Algunos de estos caminos, como el dels Pouets, fueron empedrados para hacerlos más resistentes. Y aquí tenemos otro de los legados que forma parte de esta zona, así como de toda nuestra provincia: el trabajo de la piedra en seco: los márgenes de los bancales, las casas, los pozos, los caminos empedrados, los refugios de pastores…

(Información extraída del panel informativo situado en el sendero)

El antiguo trabajo de la piedra en seco conforma el paisaje de la zona

Estamos ya muy cerca del pueblo. En estos últimos compases del sendero hay tramos del mismo que han conservado bastante bien el empedrado original. No puedo evitar acordarme de los caminos de la Serra de Tramuntana de Mallorca, preguntándome si será parte del legado mallorquín (recordemos que tras la expulsión de los moriscos, muchos pueblos de la Marina Alta fueron repoblados con mallorquines). En cualquier caso, tendríamos que tomar nota de nuestros vecinos baleares: ellos conservan el oficio de “marger” (persona que trabaja los márgenes de piedra seca) y periódicamente realizan labores de mantenimiento de los caminos tradicionales.

Llegamos de vuelta a Pedreguer, y lo hacemos junto a un pequeño parque a los pies de la Ermita de Sant Blai. Hemos disfrutado de la ruta, y conocido el Castellet de l’Ocaive, que nos quedó pendiente en 2009, cuando visitamos por primera vez el Sendero de Pedreguer. Además, hemos conocido un poco más de la historia de la zona, a través del legado de la piedra y el agua.

De vuelta en la Ermita de Sant Blai

Gracias por la visita, nos vemos en la próxima!

Las fotografías fueron realizadas con mi Olympus E-M5 Mark II.

Valoración del artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 out of 5)

Suscríbete si te ha gustado

Suscríbete a LinkAlicante para recibir los nuevos artículos en tu email. Sin spam!

Deja un comentario