Viaje a los Alpes. El Tour de las Agujas Rojas

Empiezo a creerme (sólo un poco) que me voy de trekking a los Alpes. El Tour de las Agujas Rojas es el nombre de la aventura en la cual estoy a punto de embarcarme, gracias a YokmoK. ¿Suena bien, verdad? Pues esperad a que os cuente…

Foto: Agujas Rojas – © Luis Calvente

Aiguilles Rouges

Pero antes, sepamos un poco más sobre la Reserva Natural de las Agujas Rojas, que será el escenario de nuestra travesía (cito parcialmente de la wikipedia):

“El macizo de las Agujas Rojas se sitúa en la Alta Saboya francesa, a muy poca distancia de las fronteras con Suiza e Italia. No menos de diez puntiagudos picachos, de más de 2300 metros y afiladas crestas, dan buena cuenta de su nombre. A sus pies se encuentra el famoso pueblo de Chamonix, y desde sus laderas las vistas sobre el macizo del Mont Blanc son insuperables.”

Veamos ahora un resumen de las etapas de nuestra aventura, tal como nos lo cuentan en la web de YokmoK:

Día 1 – Valle de Chamonix

Llegada al aeropuerto de Ginebra, donde conoceré a Jorge de YokmoK y al resto de los participantes en esta aventura. Desde allí nos trasladamos hasta Chamonix, a los pies del macizo del Mont Blanc. Noche en Chamonix.

Foto: Agujas Rojas – © YokmoK

Aiguilles Rouges

Días 2, 3 y 4 – Senderismo por la Reserva Natural de las Agujas Rojas

El primer día del trek cogemos un teleférico que nos sube hasta los 2000 metros de altura. Sin darnos cuenta estamos de lleno en lo más espectacular de los Alpes franceses. Comenzamos a caminar, alejándonos poco a poco de los senderos más frecuentados para adentrarnos en las entrañas de las Agujas. Durante tres jornadas, nos levantaremos temprano para caminar unas 6 horas diarias hasta el siguiente refugio, donde haremos noche. Lago Blanco, Pierre à Bérard, y Möede-Anterne serán los techos bajo los que dormiremos.

Recorreremos un terreno muy variado que va desde pastizales a collados que permanecen nevados diez meses al año. Con no mucha suerte nos iremos cruzando con gamuzas, primas de las cabras montesas, y alguna que otra marmota.

Día 5 – Final de la aventura, regreso a Chamonix

Dejamos el refugio con las primeras luces de la mañana para disfrutar del frescor y la tranquilidad del valle de la Diosaz. Coronar el último collado de la aventura es todo un regalo al esfuerzo realizado: ante nosotros se nos presenta un espectáculo difícilmente descriptible con palabras. Una vez terminado el trek, traslado al aeropuerto de Ginebra y final de la aventura…

Foto: Lac Blanc – © Luis Calvente

Aiguilles Rouges

No sé qué pensáis vosotros, pero a mí me parece una auténtica pasada. Lo cierto es que estoy bastante nervioso, tengo todavía muchos preparativos por hacer, y menos de dos semanas para coger el vuelo en dirección a Ginebra. En el próximo artículo os hablaré del equipo necesario, parte del cual todavía tengo que conseguir… Nos vemos!

Suscríbete si te ha gustado

Suscríbete a LinkAlicante para recibir los nuevos artículos en tu email. Sin spam!






Valorar este artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valorar todavía)

Category: Viaje Alpes

Tags:

6 comments

  1. Que suerte!!! si el paraíso existe tiene que ser algo parecido a esto.
    Por cierto si necesitáis un intérprete…hablo francés a nivel nativo…que envidia.
    No te vayas de allí sin probar una “Fondue”.

  2. Pues disfruta de ese viaje y de esa experiencia… pero sobre todo, vente cargado de muchas fotos para que los demás también los disfrutemos un poquito.

    saludos

Deja un comentario

Comentarios en facebook

Article by: Fernando Prieto

Apasionado de la naturaleza, la montaña y la fotografía; amante de su tierra natal, Alicante. Autor de LinkAlicante.